Influido por el viento de tramontana, Cadaqués propone una inmersión gastronómica en la tradición milenaria de la cocina mediterránea en uno de los entornos más dinámicos de la ciudad.

La magia de Cadaqués atrajo durante siglos a las principales culturas del mediterráneo, así como a célebres artistas, para encontrar en ella delirio e inspiración. Nosotros queremos rendir homenaje a todos ellos, a todas esas culturas y locuras que han crecido y vivido entre el mar y la montaña, entre el viento y las olas, convirtiendo este particular lugar en el Cadaqués que hoy es conocido internacionalmente.

Lo hacemos a través de lo que más nos gusta y mejor sabemos hacer: una cocina mediterránea auténtica, basada en el respeto al producto, con un fuerte protagonismo del mar y la montaña, y con la mediación siempre de la mística del fuego.

En Cadaqués hemos desarrollado un nuevo concepto gastronómico en torno al mundo de los arroces y la cultura mediterránea. Mar, montaña y huerta se funden en un nuevo espacio que apuesta por las recetas tradicionales, los productos de proximidad y un formato rompedor.

Arroces cocinados con la garra y el aroma de nuestras maderas seleccionadas, pescados y mariscos recién llegados de la lonja, grandes platos que son legado de las culturas pesqueras… En un ambiente moderno, que evoca y respira el aire de los pueblos pesqueros mediterráneos, con elegancia, y con el rumor de fondo de la bahía de Cadaqués.

El fuego es el elemento esencial de la cocina de Cadaqués, una gran parrilla de arroz que se divisa desde el exterior, para cocinar arroces a la leña y sarmiento, sin gas ni horno, un concepto único en la ciudad. Con la única tecnología del saber hacer de los parrilleros y el respeto a un producto de calidad. Una cocina de pueblo, como la de antes.

Nuestra primera parada es Barcelona, en el corazón marinero del Born, y muy pronto el proyecto Cadaqués desembarcará también en Madrid, en pleno barrio de Salamanca. Y desde aquí, zarparemos a la conquista del mundo.